vaginosis bacterianaLa vaginosis bacteriana es la causa más común de infección vaginal.

La vaginosis bacteriana es causada por un desequilibrio en la flora bacteriana de la vagina y a menudo es confundida con la infección de hongos (la candidiasis), o la infección con Trichomonas Vaginalis (la tricomoniasis), que no son causadas por bacterias.

El síntoma más común de la Vaginosis Bacteriana es la secreción anormal de la vagina, que muchas veces es acompañada por mal olor. Pero, casi el 50% de las mujeres que padecen vaginosis bacteriana no tienen ningún síntoma.

 

Los síntomas de la Vaginosis Bacteriana

El síntoma más común de vaginosis bacteriana es una emisión vaginal blanca grisácea homogénea anormal (especialmente después del sexo), que muchas veces presenta un olor desagradable.

Usualmente también causa irritación, dolor, picazón o eritema.

Causas de la Vaginosis Bacteriana

Una vagina sana normalmente contiene a gran cantidad de microorganismos. En la vaginosis bacteriana se produce un crecimiento desmedido de algunos de estos microorganismos involucrados como la Gardnerella vaginalis, Mobiluncus, Bacteroides, y Mycoplasma.

Este cambio en la flora bacteriana normal incluyendo la reducción de Lactobacilos, puede ser causado por el uso de antibióticos o por el desequilibrio del pH.

Aunque la vaginosis bacteriana puede ser asociada con la actividad sexual, no hay evidencia clara de transmisión sexual.

Las mujeres embarazadas y las mujeres con infecciones venéreas corren especialmente riesgo de contraer esta infección. La vaginosis bacteriana a veces puede afectar a las mujeres después de la menopausia.

Diagnóstico de la Vaginosis Bacteriana

Para controlar crecimiento bacteriano, la vagina es normalmente ligeramente ácida con un pH de 3.8–4.2. Para diagnosticar la vaginitis bacteriana se pasa un hisopo por la vagina y luego por papel reactivo para comprobar su acidez.

Un pH mayor que 4.5 es considerado que reacciona como alcalino y es sugestivo de vaginosis bacteriana.

Las complicaciones de la Vaginosis Bacteriana

Aunque en principio la vaginitis bacteriana es considerada una mera infección que sólo causa molestias. La vaginosis bacteriana no tratada puede causar complicaciones serias, como la aumentar el riesgo de contagio de VIH y otras infecciones venéreas.

Además, puede producir serias complicaciones para las mujeres embarazadas, que pueden llegar incluso a dañar al feto.

Tratamientos de la Vaginosis Bacteriana

Los antibióticos

El metronidazol o la clindamicina via oral o vaginal son tratamientos efectivos. Sin Embargo, tienen una alta tasa de recurrencia.

El régimen médico usual para tratamiento es el Metronidazol (400 mg cada 12 horas) por 7 días.

En contraste a algunas otras enfermedades contagiosas que afectan los genitales de la mujer, el tratamiento de las parejas sexuales no se recomienda necesariamente.

Tratamientos Naturales para la Vaginosis Bacteriana

Actualmente se esta extendiendo bastante el uso de tratamientos naturales para tratar la vaginosis bacteriana.

Estos tratamientos en general son mucho más seguros que los tratamientos tradicionales y dan mejores resultados ya que los antibióticos si bien son efectivos en el corto plazo, tienen una gran taza de recurrencia

Debido a esto cada vez son más los profesionales que recomiendan a sus pacientes este tipo de tratamientos.

Uno de los mejores tratamientos naturales es Alto Vaginosis Bacteriana de Hanna Castelli. En el siguiente enlace encontrarás más información sobre este método:

Alto Vaginosis Bacteriana

Enlaces Externos

Vaginosis Bacteriana

3.33 avg. rating (68% score) - 6 votes

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required

10 − 1 =