celulitis

La palabra celulitis deriva del término francés cellulite , utilizado por primera vez por el Dr. W. Balfour en 1816 para definir una enfermedad que se creía que era causada por la inflamación del tejido de las células de la piel.

En la actualidad, se atribuye el nombre de celulitis a la acumulación de grasa en algunas partes del cuerpo, que producen nódulos adiposos y diversas toxinas.

También es conocida como “Piel de Naranja”. Según los últimos estudios, se calcula que más del 90% de las mujeres padecen algún tipo de celulitis a lo largo de su vida. Si bien la celulitis no afecta sólo a las mujeres el porcentaje de hombres que presentan sus síntomas es extremadamente bajo.

No existe acuerdo en la comunidad científica, si se trata o no de una enfermedad. Sin embargo, está claro que se trata de una alteración fisiológica del tejido subcutáneo que impide que cumpla sus normales funciones normales.

No está probado que la celulitis produzca trastornos para la salud más allá de la cuestión estética que suele traer aparejada problemas de autoestima en muchas mujeres.

 

Síntomas de la Celulitis

La celulitis produce en la piel la apariencia de hoyuelos que en muchos casos se parecen a la cáscara de una naranja. En los casos casos leves sólo es visible al apretar la piel pero en los casos más avanzados, la piel se ve arrugada y desigual.

Existen tres grados diferentes de celulitis:

  • celulitis blanda
  • celulitis dura
  • celulitis esclerótica (la más común)
Las partes del cuerpo más propensas a la aparición de celulitis son las piernas, muslos, caderas y glúteos. Aunque en menor medida también puede verse en otras áreas como los senos, el abdomen y los brazos.

Causas de la Celulitis

Son muchos los factores tanto ambientales como de comportamiento que fomentan el desarrollo de la celulitis:

  • Factor Genético
  • Factor Hormonal
  • Sobrepeso
  • Embarazo
  • Envejecimiento
  • Problemas de circulación
  • Drenaje linfático deficiente
  • Falta de ejercicio
  • Sedentarismo
  • Mala Alimentación
  • Cambios bruscos de peso
  • Exposición prolongada al sol
  • Tabaco
  • Alcohol

Fases de la Celulitis

La celulitis tiene un carácter progresivo que permite diferenciar 4 etapas:

Fase Inicial o  Ectasia circulatoria

Se produce un aumento en la cantidad de líquido en el tejido celular subcutáneo que favorece la aparición de pequeños edemas. En ocasiones estos edemas pueden generar sensación de pesadez.

Fase Exudativa

La acumulación originada presiona los capilares y dificulta la circulación. Esto hace que el tejido empiece a intoxicarse.

Fase de Intoxicación o  Proliferación Fibrosa

El tejido celular subcutáneo adopta una consistencia viscosa que irrita las fibras elásticas y las obliga a contraerse.

Fase de Degradación o Fibrosis cicatrizal

Los vasos sanguíneos comienzan a doblarse provocando la formación de tabiques que acumulan grasas y líquidos en unas celdillas.

Prevención de la Celulitis

Resulta bastante difícil para las mujeres escapar de la celulitis. Sin embargo, la mejor alternativa para prevenirla es realizar actividad física regularmente.

Es altamente recomendable caminar mucho, correr, subir y bajar escaleras para ejercitar muslos y piernas que son las partes más afectadas.

Además, es indispensable tener una dieta saludable y no excederse de peso ni adelgazar de golpe. Hay que evitar consumir comida con exceso de grasas (como la comida chatarra), harinas y azúcares. Es aconsejable ingerir abundante cantidad de verduras y frutas frescas.

Tomar mucha cantidad de agua también ayuda a evitar la retención de líquido. Hay que alertar sobre la mayor parte de las cremas para la celulitis suele sustancias que pueden ser nocivas para el organismo e incluso producir reacciones alérgicas.

Tratamientos de la Celulitis

Existen montones de tratamientos diversos para la celulitis pero muy pocos han demostrado ser realmente efectivos. Algunos de los tratamientos más conocidos son:

Cremas

La mayoría de las cremas anticelulitis contienen metilxantinas, sustancia química que ayuda a romper los depósitos de grasa. Sin embargo los estudios han demostrado que no promueven la eliminación de la celulitis.

Suplementos dietéticos

Suelen contener  ingredientes como aceite de pescado, bioflavonoides, lecitina de soja y extractos de algas. Dichos suplementos pretenden tener efectos positivos en el organismo pero no existen estudios clínicos que abalen su efectividad en el tratamiento de la celulitis.

Algunos de estos suplementos incluso pueden ser riesgosos para la salud o interferir con algunos medicamentos recetados.

Masajes

Esta técnica parece redistribuir la grasa en vez de evitar su formación.

Terapia con láser

Estos tratamientos suelen ser extremadamente costoso y requieren varias sesiones. Sin embargo, tampoco existen estudios serios que garanticen su efectividad.

Mesoterapia

La mesoterapia involucra la inyección de medicamentos u otras sustancias en el tejido afectado. Algunos médicos aconsejan este tratamiento pero la mayor parte de los especialistas consideran que no ha sido suficientemente testeado y que resulta altamente riesgozo.

Tratamientos Combinados

Últimamente están teniendo mucho éxito algunos sistemas naturales que combinan varias técnicas como dietas, masajes, rutinas de ejercicios, etc atacando el problema desde varios puntos al mismo tiempo y obteniendo excelentes resultados en poco tiempo.

Uno de los más conocidos de estos programas es Celulitis Nunca Mas de Mercedes Vila que manipula tus hormonas haciendo que tu cuerpo produzca más colágeno, logrando eliminar completamente la celulitis en pocas semanas.

Otro tratamiento altamente efectivo es Adios Celulitis de Larissa Pino que trae video tutoriales que explican cómo realizar los ejercicios, masajes y dietas para eliminar la celulitis de forma fácil y rápida.

Enlaces Externos

Puedes encontrar mucha más información sobre Celulitis en el siguiente foro:
>> Foro Sobre Celulitis

5.00 avg. rating (93% score) - 1 vote

Comments are closed.